A pesar de que el término Wi-Fi es una marca registrada por la Wi-Fi Alliance, la expresión hoy en día se ha convertido en un sinónimo de la tecnología IEEE 802.11, la cual permite la conexión entre diferentes dispositivos inalámbricos. Ampliamente utilizado en la actualidad, el origen del término, diferente de lo que mucho creen, no tiene un significado específico.

Muchos creen que la expresión Wi-Fi surgió como una alusión a la expresión High Fidelity (Hi-Fi), utilizada por la industria de la música en la década de los 50. Y que, el término Wi-Fi no es más que la contracción de las palabras Wireless Fidelity, algo que se tradujo no representa muy bien la tecnología en cuestión.

wi-fi

Pero, veamos como funciona

Las redes Wi-Fi funcionan por medio de ondas de radio. Estas son transmitidas por medio de un adaptador, llamado “router”, que recibe las señales, descodifica y las emite, a partir de una antena. Para que una computadora o dispositivo tenga acceso a estos signos, es preciso que él esté dentro de un determinado radio de acción, conocido como hotspot.

El radio de acción de una red Wi-Fi es variable, de acuerdo con el router y la antena utilizada. Esta distancia puede variar de 100 metros en interiores y hasta 300 metros en exteriores. El mismo tráfico de datos se produce en sentido opuesto estableciendo así la comunicación entre los dispositivos.

La tecnología Wi-Fi esta ampliamente difundida en el mercado, en la actualidad la búsqueda de nuevos patrones para alcanzar velocidades cada vez más altas en la transferencia de datos y en un nuevo estándar que permitiría el envío de datos a velocidades superiores y alcanzando distancias de hasta mas de los 100 kilómetros.

Router (ruteador, enrutador)

Con el abaratamiento de los ordenadores y de otros dispositivos como Tablets y Smartphones, se ha convertido muy común la presencia de dos, tres o hasta más equipos en una misma casa. El gran problema para algunos usuarios es proporcionar el acceso a Internet para todos los equipos.

La solución para este problema es muy simple: crear una red inalambrica. La red permite mucho más que la interconexión entre los ordenadores y el uso compartido de archivos, permite el acceso simultáneo (o sea, todos los ordenadores pueden acceder al mismo tiempo) a la gran red mundial: Internet.

El ruteador lo organiza todo

Fuera cables, fuera módem, hay una importante pieza que puede facilitar en gran medida la configuración de una red: el router. La función del router es bien sencilla: identifica cuando un dispositivo (tablets, smartphones, ordenadores) se conecta a la red y luego define una dirección IP para ese dispositivo. Después de eso, la tarea que cumple es la de organizar los datos que van a estar circulando por la red.

router

Router Wi-Fi de ASUS

¿Router inalámbrico?

Los routers actuales son compatibles con los estándares G, N y en algunos casos hasta con el AC, este último con capacidad de transmitir datos de hasta 1300 Mbps. Los Modelos más antiguos utilizan los patrones A y B, con una tasa de transferencia menor. Y lo mejor de todo, es que además de trabajar sin la utilización de cables, traen la opción para aquellos que todavía no han abandonado los cables.

La tecnología presente en los nuevos routers wireless es muy rápida, y ofrecen un alto nivel de seguridad. Al comprar un router inalámbrico, usted probablemente notará que trae alguna especificación con el número “802.11”. Tal número hace referencia al protocolo (conjunto de instrucciones y normas) que es utilizado en las redes inalámbricas.

A lo largo del tiempo, diversos estándares 802.11 fueron surgiendo y lo que los diferenció siempre han sido temas como la velocidad, la seguridad, el alcance y las características avanzadas.

Para que el usuario no acabase confundido entre los diversos patrones, las empresas han adoptado un modo de mostrar al usuario cuáles son las características de cada patrón. Utilizando una letra junto al número 802.11, los routers inalámbricos se han convertido en comunes y accesibles para los usuarios domésticos.

Actualmente el estándar más común es el 802.11g, el cual ofrece buena velocidad, alcance y seguridad para el usuario. Sin embargo, el nuevo estándar denominado 802.11n ya está implementado en los equipos.

Fuente de la imagen: ASUS